Manos arriba he pedido Vino!

10_17_13_MotifWine_1

¿Cuanta gente joven toma vino hoy en día?

Lo sé!

He tocado el tema, la fibra, metido el dedo en la llaga… los grandes “expertos” podrán decir que cada vez van a más, que con respecto a años anteriores el consumo de vino entre los jóvenes ha aumentado barbaridades, pero no nos engañemos esto es como los premios a los coches que nadie sabe quien los otorga pero todos tienen premio que si son el mejor coche del año, el que más estrellas euronoseque o el que menos gasta, pero al fin y al cabo todos son diferentes y no se venden por igual. He leído despropósitos por todas partes, desde bodegas reconocidas hasta de establecimientos de alta reputación. Empezando por un “el consumidor objetivo es una persona con un nivel adquisitivo mayor” y siguiendo con cosas como “Si a mi la botella me cuesta “X” que menos que sacarle el doble ¡¡¡SEÑORES NO!!!  Se están equivocando de raíz, (me explico) No es normal que alrededor del vino se cree un “aura” de divinidad y de snobismo, por el cual solo le esta permitido el pedir sin ningún temor a “entendidos” en la materia.

MAL! MUY MAL! FATAL!

Cuanto más gente se pueda acercar, conocer disfrutar y enamorarse de esta fantástica bebida saldremos todos beneficiados, y seguro que así sí que la gente joven se vera atraída y sentirá curiosidad. Pero claro… no puedo “jugar a ser una bodega” y en solo una gama de una añada pretender recuperar todo el capital invertido tanto en infraestructura en la bodega,  y que ademas con lo que gane me llegue para un Porsche y tener pisos en las mejores ciudades del mundo. NO! así vamos MAL! Bajo mi humilde opinión ¿No será mejor que dado por la situación en la que lamentablemente se encuentra el país, gobernado por tremendos ceporros por decirles algo bonito, busquemos otras opciones? ¿No venderé más si bajo el precio? ¿Quizás nos interese más obtener ganancias por el volumen de ventas y no solo por su precio?

Si el bodeguero no intenta sacar un producto más asequible y fijar sus ganancias en el volumen de ventas y no solo un precio alto, o en restauración se deja de robar con precios abusivos en cartas, por supuesto eso contribuirá a que los consumidores poco a poco dejen de lado el miedo a que les estafen, o ya simplemente perderán el miedo a “probar” a conocer lo que hasta el momento para ellos ha sido una bebida complicada, cara y para gente de “mayor poder adquisitivo”.

Lo dicho que aquí hemos venido a:

#intentarsimplificarelmundodelvino

 

Atentamente… un consumidor “Joven” de vino!

 

Posted on in Blog de la Vid es Bella

Share the Story

About the Author

Back to Top